viernes, 25 de enero de 2019

La lucha pacífica del pueblo saharaui tiene rostro de mujer



Raabub Mohamed Lamin Mehdi huyó de su tierra natal, el Sahara Occidental, en brazos de sus padres mientras eran bombardeados por el ejercito marroqui. Antes incluso de saber hablar, ya era una refugiada saharaui. Muchos de ellos no sobrevivieron a los bombardeos. Los que sí, tuvieron que construir de la nada los campamentos de refugiados.Aichetu Yeslem nació en esos campamentos. Con 25 años, una de las cosas que más lamenta es, al igual que muchos otros jóvenes saharauis, el no haber pisado nunca el Sahara Occidental.  

Ambas han podido desarrollar sus carreras profesionales con éxito. Raabub, marchó con 12 años a estudiar a Cuba sin saber cuándo volvería a ver a su familia y ahora, a sus 44, es doctora en el Hospital Universitario Araba, en Vitoria. Por su parte, Aichetu, acaba de graduarse en Ciencias Políticas en la UPV y no descarta hacer un Máster el próximo año en esa misma universidad. Pero lo que tienen en común es que, a pesar de sus éxitos profesionales en un país extranjero, no pierden de vista su responsabilidad y compromiso para con la lucha de su pueblo.  
Ejercer tu profesión, ya sea médico, enfermero, ingeniero, pero no dejar de ayudar al pueblo saharaui en determinadas situaciones. Si ves que puedes ejercer porque has estuadiado, pero al mismo tiempo enfocándolo en que debes ayudar a tu pueblo de alguna manera, de contribuir con lo que tú estás ganando, en lo sanitario, en lo educativo, pues perfecto. Eso sí, siempre que allí haya médicos y profesores necesarios y que no estemos todos aquí mientras que en los campamentos no haya un médico que pueda ayudar”, ha explicado Aichetu durante la charla Mujeres saharauis: dignidad y resistencia, en Bilbao. Las mujeres han construido la mayor parte de los campamentos de refugiados y llevan su organización completa. Los pilares de las estructuras de los campamentos son las mujeres y también entre aquellas personas que se quedaron en los Territorios Ocupados juegan un papel importante: Son torturadas, son violadas, son detenidas, pero ellas siguen porque están convencidas de que están luchando por una causa justa. No queremos nada de nadie, queremos lo que nos corresponde por derecho.Nos han quitado lo más importante, que es tener un lugar en el mundo”, ha indicado Raabub. Está clarísimo de parte de qué parte está la política española”Aichetu no descarta estudiar un Máster en la UPV el próximo cursoEl compromiso de España con el Sahara Occidental desde siempre ha sido nulo. En el 75, cuando hablaban de aquel referéndum, que lo abandonaron debajo de la mesa firmando los Acuerdos Tripartitos de Madrid, dejaron al pueblo saharaui en medio de la nada, haciendo un tratado con Marruecos que además es ilegítimo. El primer viaje que hizo el nuevo Rey fue a Marruecos y el primer viaje que realizó el presidente de España también fue a Marruecos, entonces, está clarísimo de qué parte está la política española En lo local sí que hay apoyo, pero es la cúpula del poder la que nos da la espalda”, ha asegurado Aichetu, quien además es integrante de la Asociación de Jóvenes Saharauis de Euskadi.  Lo que esta joven pide es que las Naciones Unidas supervisen la vulneración de los derechos humanos que sufre la población saharaui en los Territorios Ocupados ya que son “constantes y sistemáticos” según ha indicado. Vulneraciones que, según ha contado, son vistas y reproducidas por toda la población saharaui y van desde no poder manifestarse, hasta no poder reunirse en sus propias casas por ser activistas.  Además, exige que se investigue cómo está de militarizado el Territorio Ocupado ya que, el 90% de los observadores internacionales que van al Sahara Occidental no pueden entrar porque Marruecos les prohíbe la entrada.  Lo de Marruecos es temor al resultado final. Que se haga referéndum y que nosotros elijamos nuestro destino. Pero lo que se ha demostrado todos estos años es que lo suyo es obstaculizar para que ni siquiera se pueda llevar a cabo”, ha detallado Raabub. Raabub es presidenta de la Asociación Humanitaria Doctora Behitua, que apoya a mujeres afectadas por el conflicto del Sahara Occidental y le gustaría que la Unión Europea hiciera un acuerdo a tres y que el Frente Polisario fuera parte de ese acuerdo. Además, ha señalado que no tendrían ningún problema para en el futuro relacionarse con los demás países y menos, con “países que les han unido casi un siglo” como es España.