jueves, 30 de agosto de 2018

Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas: CEAS-Sahara exige que la MINURSO asegure el acceso a los lugares donde existen denuncias de fosas comunes

Madrid, 30 de agosto  de 2018 (SPS) – La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS-Sahara) ha exigido en un comunicado por el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas que la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental) asegure el acceso a los lugares donde existen denuncias de fosas comunes o enterramientos de personas muertas o desaparecidas y que equipos independientes puedan llevar a cabo esta identificación y devolución a sus familiares.
CEAS-Sahara  ha señalado en su comunicado que La desaparición forzada sigue siendo una realidad en el Sáhara Occidental y "es una de las conductas más atroces mantenidas durante décadas contra el Pueblo Saharaui que aún espera hacer efectivos sus derechos a la justicia, verdad y reparación."
CEAS-Sahara dijo que las personas desaparecidas saharauis en las fosas donde se han realizado exhumaciones, y en otros casos aún pendientes de esclarecer, eran ciudadanos españoles.
El 21 de diciembre de 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas expresó su preocupación por el aumento de las desapariciones forzadas en diversas regiones del mundo y decidió declarar el 30 de agosto Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.
AFAPREDESA, la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis continúa trabajando en la búsqueda de más de 400 casos documentados de víctimas de desapariciones forzadas en el Sahara Occidental. La mayoría de estas desapariciones se dieron durante los primeros años de la ocupación militar del territorio (entre 1975 y 1976).
CEAS-Sahara  dijo que existen numerosas pruebas de la existencia de fosas comunes en el Sáhara Occidental. Los lugares de entierro de las personas saharauis que murieron en los centros clandestinos de detención no han sido desvelados, ni rescatados e identificados sus restos, ni devueltos a sus familiares para su inhumación y duelo.
A invitación de la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA), un equipo de investigación forense de HEGOA, Instituto de la Universidad del País Vasco, bajo la dirección del Profesor Francisco Etxeberria Gabilondo, ha procedido a la exhumación de diferentes fosas comunes.
En este contexto, y a la luz de los resultados de las investigaciones realizadas hasta la fecha desde CEAS-Sahara  alertó sobre el riesgo de que los lugares  sonde hay fosas comunes sean destruidos por la administración ocupante marroquí dado que algunos de esos lugares se encuentran en zonas bajo control militar o policial.
CEAS-Sahara  exigió a que el Estado Español asuma su responsabilidad. Las personas desaparecidas saharauis en las fosas donde se han realizado exhumaciones, y en otros casos aún pendientes de esclarecer, eran ciudadanos españoles en el momento de los hechos.
El Estado Español mantiene su responsabilidad de investigar y apoyar el reconocimiento de las víctimas de desaparición forzada saharauis, y así ha sido reconocido en la instrucción del caso por genocidio que se sigue en la Audiencia Nacional. (CEAS / SPS)