viernes, 24 de noviembre de 2017

“Día Internacional de Lucha Contra la Violencia de Género”

Con motivo del 25 de noviembre, , las mujeres saharauis queremos expresar nuestra incondicional solidaridad con todas las mujeres del mundo que son víctimas de malos tratos y que son asesinadas por el mero hecho de ser mujeres o por defender sus derechos. Al igual que las mujeres saharauis que viven bajo la ilegal ocupación marroquí de nuestra tierra y que ha convertido a las mujeres en el principal blanco de la represión con la que se está intentando sofocar la Resistencia saharaui contra la ocupación en las ciudades ocupadas del Sáhara Occidental.
En todo conflicto, las mujeres arrastramos la peor parte de los crímenes de guerra, pero en el caso saharaui, las mujeres no son solo la mera contrapartida con la que humillar a un bando. A diferencia de lo que ocurre en el resto del mundo, las mujeres saharauis se han distinguido desde los tiempos de la colonización por su protagonismo activo en la lucha reivindicativa de su pueblo y por su lucha contra la ocupación marroquí.

La política de terror y de represión erigidos en sistema en las zonas ocupadas, es el precio con que han pagado y siguen pagando por no haberse limitado a un papel pasivo en el interior de sus casas y haberse convertido en el motor de una lucha que ha utilizado la reivindicación pacífica como principal munición.
En el Sáhara Occidental tenemos innumerables ejemplos de lucha de nuestras mujeres que han sacrificado su vida y sus familias por la lucha del respeto escrupuloso de los derechos humanos. Los testimonios escalofriantes de mujeres saharauis, que pasaron por las cárceles y estuvieron secuestradas en las mazmorras marroquíes, sufriendo todo tipo de torturas y vejaciones, incluida la de ver cómo las vidas de sus propios familiares se desgastaban en la misma cárcel día tras día hasta que mueren sin poder abrazar a los suyos, es un mero ejemplo del coraje y el tesón de las heroínas luchadoras saharauis.
Hacemos un llamamiento a todas las organizaciones internacionales para apoyar las luchas de las mujeres y especialmente aquellas que luchan por los derechos fundamentales. En esta ocasión queremos reiterar nuestra solidaridad con todas las mujeres en el mundo y expresamos nuestra firme condena a toda expresión de violencia y de discriminación.