viernes, 9 de diciembre de 2016

Un año más el pueblo saharaui y las mujeres saharauis tenemos que seguir librando un combate por nuestros derechos

Un año más el pueblo saharaui y las mujeres saharauis tenemos que seguir librando un combate por nuestros derechos más elementales e inalienables ante la negación de estos por una fuerza ocupante reticente al  legitimo clamor de un pueblo que exige su derecho a la autodeterminación.
Como mujeres que sufrimos una ocupación militar de nuestro país por parte de una fuerza extranjera, abocadas al exilio forzado tenemos el compromiso de seguir en el combate como la mayor acción liberado del yugo opresor.
Es una paradoja que el pueblo saharaui con todos los derechos conculcados siga luchando por el derecho básico de seguir existiendo como pueblo y como nación libre y soberana ante la continua ocupación militar de nuestro país por Marruecos. La ocupación del Sahara Occidental por Marruecos ha sido y es posible porque países democráticos europeos así lo han decidido por su connivencia con la ocupación y sus acuerdos políticos y comerciales con la fuerza de ocupación para el saqueo indiscriminado de los recursos naturales del pueblo saharaui y que aparte de su ilegalidad e inmoralidad perpetúan la ocupación y las e violaciones de los derechos políticos, sociales, culturales y económicos del pueblo saharaui.
La ocupación marroquí ha dividido el pueblo saharaui y su territorio en dos  a través de un ignominioso muro rodeado de minas y alambradas y millones de minas antipersonas que perpetúan la etapa en la que Marruecos bombardeaba a la población saharaui con Napalm y Fosforo blanco con el objetivo de eliminar físicamente al pueblo saharaui , como  lo sigue haciendo hoy en dia  a través del confinamiento en cárceles y mazmorras y los asesinatos de jóvenes y activistas por el solo hecho de reivindicar el derecho a la libertad.
Saludamos a  los y las defensoras saharauis de derechos humanos que luchan por la libre determinación de su pueblo y  por el respeto a los derechos humanos, a las mujeres anónimas del Sáhara Occidental que con su esfuerzo y su lucha diaria fortalecen las esperanzas en un mañana de libertad y dignidad. Las Mujeres Saharauis seguiremos luchando por la liberación de nuestro pueblo y por ocupar el espacio que nos corresponde en la sociedad. Para ello, hacemos un llamamiento a todos los países y pueblos amantes de la justicia y la paz, a la comunidad internacional a fin de que hagan todo lo posible para evitar la continua violación de la legalidad internacional que supone la ocupación del Sáhara Occidental.