jueves, 24 de septiembre de 2015

Suelma Beiruk: EL SUEÑO DE UN CONTINENTE UNIDO


Pretoria (PL) La saharaui Suelma Beiruk es una panafricanista de pies a cabeza, que habla con pasión sobre el sueño de un continente unido, próspero y en paz.Beiruk fue reelegida para una segunda legislatura en la vicepresidencia del Parlamento Panafricano (PAP), una responsabilidad que también podría significar un reconocimiento a la lucha del pueblo de Sahara occidental por su libertad.

La conversación de Prensa Latina con esta hermosa mujer africana ocurrió durante las sesiones del PAP celebradas en Midrand, ciudad de Johannesburgo.Sus primeras palabras fueron el saludo por la próxima visita a África de una representación de los cinco antiterroristas cubanos.Invitados por el Congreso Nacional Africano (ANC), Gerardo Hernández, Fernando González y René González viajarán a Sudáfrica del 22 de junio al 3 de julio venidero, y luego tendrán una escala posterior en Namibia y Angola."Será muy emocionante, porque aquí conocen de primera mano la solidaridad de los cubanos", expresó Beiruk.Subrayó el significado de la ocasión porque se reencontrarán con África, un continente donde los tres dieron su aporte como combatientes internacionalistas.Beiruk confesó sentirse aún emocionada de saber que los Cinco (los otros dos integrantes del grupo son Ramón Labañino y Antonio Guerrero) "ya están libres en su patria".Recordó que fue una batalla que se ganó por la fuerte lucha de Cuba y del movimiento de solidaridad internacional. "Qué bueno que vengan a África y visiten algunos de esos países que ya son también libres e independientes", enfatizó.La parlamentaria regresó recientemente de una visita a la isla caribeña "de la que he traído conmigo -puntualizó- el mensaje de los cubanos y de los estudiantes africanos en Cuba, que por cierto hay dos mil 221 allá".Justo durante su intervención en los debates del PAP sobre paz y seguridad en el continente, Beiruk habló de Cuba. Hizo una particular mención a la labor del personal de la salud que combatió el ébola en África occidental."Quise resaltar la importancia y el agradecimiento de todos los africanos a Cuba porque ahí intervino con médicos, con medicinas, con material", relató.Por mucho que llegaron médicos de otros lugares -acotó- "el trato, el cariño, el acercamiento de los cubanos en aquellos países ha sido muy especial".Reiteró que no es la primera vez que Cuba se solidariza, que "entra para ayudarnos a solucionar nuestros problemas en África. Han luchado junto a nosotros".

Los heroicos hijos de Cuba murieron en combates por la emancipación africana y actualmente hay muchas brigadas de médicos internacionalistas en todo el continente, apuntó. Comentó que no solo se trata del personal de la salud, sino también "maestros, y es más, Cuba lo poco que tiene lo ha compartido con toda África, en las escuelas, en los institutos, en las universidades, en los centros de formación".Por eso para esta mujer africana, la isla antillana es un ejemplo de generosidad. "Nosotros decimos que no es generoso el que mucho da, es generoso el que poco tiene y comparte, esa es la verdadera generosidad".Al referirse a los desafíos del Parlamento Panafricano, subrayó que "son muchísimos, muchísimos", entre ellos consolidar por ejemplo la democracia, la buena gobernanza, luchar para que se respeten los derechos humanos en África.También son objetivos lograr "igualdad, equidad, erradicar la pobreza, luchar para que África sea un continente de paz, un continente próspero, donde sus pueblos puedan vivir en paz y prosperidad".Beiruk consideró asimismo, que uno "de los desafíos más importantes es crear empleos para los jóvenes que desgraciadamente mueren en las pateras (embarcaciones) en busca de una vida mejor, por eso queremos, estamos luchando porque tengan esa existencia mejor en sus países y no se arriesguen en el mar".Por último se refirió a las mujeres africanas, quienes son "verdaderamente muy fuertes, muy entregadas, luchadoras".Señaló Beiruk que la misma naturaleza las ha hecho de esa madera "por lo dura que ha sido con nosotras".Celebró el hecho que actualmente las féminas del continente han ido ganando espacios "y han llegado al poder, están cada vez más emancipadas, más cultas, más preparadas".De ahí que su mensaje es el de "seguir adelante y luchar por una vida mejor en África, nuestra querida África".
Por Deisy Francis Mexidor *

*Corresponsal de Prensa Latina en Sudáfrica.