miércoles, 3 de diciembre de 2014

Día Internacional de las Personas con Discapacidad en los campamentos de refugiados saharauis

Día Internacional de las Personas con Discapacidad
En 1992, al término del Decenio de las Naciones Unidas para los Impedidos (1983-1992), la Asamblea General proclamó el día 3 de diciembre Día Internacional de las Personas con Discapacidad. El Decenio había sido un período de toma de conciencia y de medidas orientadas hacia la acción y destinadas al constante mejoramiento de la situación de las personas con discapacidades y a la consecución de la igualdad de oportunidades para ellas. Posteriormente, la Asamblea hizo un llamamiento a los Estados Miembros para que destacaran la celebración del Día, con miras a fomentar una mayor integración en la sociedad de las personas con discapacidades.

En unos campamentos de refugiados también se celebra el Día del Discapacitado, en los campamentos de refugiados saharauis. Una de las prioridades que se enmarcó la Unión Nacional de Mujeres Saharauis en los primeros años de su existencia, es la creación de condiciones dignas para una parte de la sociedad que sufre doblemente las condiciones del exilio forzoso y la falta de medios para su cuidado y desarrollo personal .Con motivo del Día del Discapacitado, el Ministerio de la Promoción de la Mujer y Asuntos Sociales ha organizado los actos de este día destacado. Un día especialmente señalado para los discapacitados saharauis, los niños y niñas que además de su condición física se ven obligados a vivir en unos campamentos de refugiados en unas condiciones extremadamente duras para ellos.

 Los discapacitados son, entre los refugiados, los más necesitados de los necesitados, especialmente cuando se vive de la ayuda humanitaria como es el caso de los refugiados saharauis. El Ministerio en colaboración con la Unión Nacional de Mujeres Saharauis  y el Centro ,conocido como “Centro Castro” lleva a cabo una encomiable labor social a favor de estos refugiados que necesitan unos cuidados especiales y por ello, tanto en la distribución de alimentos, como en educación, ellos tienen la prioridad. “Vacaciones en Paz” también es un Programa estival a través del cual se intenta que los niños con discapacidad puedan viajar a los países de acogida de los niños y niñas saharauis para pasar dos meses , durante los cuales reciben una alimentación adecuada para suplir sus carencias y también unos chequeos médicos durante su estancia con las familias.