martes, 25 de noviembre de 2014

Contra la violencia de género.

La Asamblea General de la ONU declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Con motivo de esta fecha la UNMS se suma a la lucha contra  esta lacra social que tantas víctimas se cobra año tras año en diferentes partes del mundo.

Desde la UNMS queremos ,este 25 de noviembre de 2014, denunciar  los abusos y prácticas represivas, además del encarcelamiento y   tortura que sufren nuestros ciudadanos en los territorios ocupados, especialmente las mujeres.
las mujeres saharauis que viven en  los territorios ocupados por Marruecos,que  si salen a   la calle en las manifestaciones  para exigir su derecho a la autodeterminación. sufren la violencia de las fuerzas de seguridad  de Marruecos ,son golpeadas, son violentadas y las que trabajan para la administración marroquí si participan en las manifestaciones se les congela el sueldo y se les amenaza a ellas y a sus familiares como represalia.
La tortura sistemática contra la población civil en el Sáhara ocupado también conlleva
 la falta de libertad de expresión  y reunión y,  la situación de represión que vive la juventud saharaui en los territorios ocupados por Marruecos se manifiesta en  una represión brutal contra los manifestantes en las movilizaciones pacíficas que llevan a cabo contra la ocupación de su país y el expolio de sus recursos naturales.
Además,la violencia que se vive en el Sáhara ocupado por Marruecos podría llevar a los jóvenes a escoger también la vía violenta. Una violencia que puede atraer a esta juventud que está desesperada, bajo la ocupación y ante la represión que sufre. También del otro lado, en el exilio, los jóvenes se sienten víctimas de la ocupación al no tener acceso  al trabajo y  viviendo de la ayuda humanitaria..
Ante la gravedad de la situación la UNMS  llama a las organizaciones de Derechos Humanos para exigir  el respeto de los legítimos derechos del pueblo saharaui a la  autodeterminación y libertad.

Las Mujeres Saharauis aprovechamos ésta oportunidad para lanzar un urgente llamamiento a las máximas instancias internacionales y a   la ONU y la Unión Europea a presionar a Marruecos a que cese en su escalada represiva contra la población civil y pacífica saharaui y que el Consejo de Seguridad de la ONU le otorgue a la MINURSO el mandato de supervisar y vigilar el respeto de los derechos humanos  y el fin de la ocupación en la última colonia en África.