sábado, 19 de abril de 2014

Marruecos Represión y expulsión a todo el que ose hablar de derechos humanos y libertades.



Durante estos últimos meses el pueblo saharaui ha lanzado una campaña internacional para exigir a la ONU la ampliación del mandato de la MINURSO para que pueda supervisar la protección de los derechos humanos.
Diferentes organismos internacionales y organizaciones de DDHH han expresado en sus informes su preocupación por las constantes violaciones de los DDHH de la población saharaui bajo ocupación y especialmente la necesidad de crear un mecanismo de control y supervisión de los DDHH en los territorios ocupados del Sahara Occidental.
La campaña internacional por la ampliación del mandato de la MINURSO consistió en una serie de manifestaciones pacíficas en los TTOO, en los campamentos y en la diáspora saharaui en diferentes países de Europa y en otros continentes.
Las manifestaciones en las ciudades saharauis ocupadas por Marruecos han sido brutalmente reprimidas, especialmente en la ciudad del Aaiún, Dajla y Smara y en concreto en los barrios de mayoría saharaui, que han sido allanados, sitiados y con fuerte presencia policial y militar y con un dispositivo de vigilancia especial en el que han intervenido helicópteros militares que sobrevuelan el espacio aéreo de las zonas residenciales saharauis para atemorizar a la población , además de controles militares y puntos de retención que impiden a los saharauis la libertad de movimiento y  para impedir que puedan acercarse al centro de la ciudad para manifestarse.
En este clima de terror y escalada de violencia, la Unión Nacional de Mujeres Saharauis tiene prevista la celebración de la II Conferencia de Apoyo a la Resistencia de las Mujeres Saharauis y a la que están invitadas una centena de organizaciones de mujeres y activistas por los derechos Humanos, que han sufrido expulsiones según llegaban a territorio saharaui a través de vuelos desde España y otros destinos.
A las seis de la tarde del día de hoy, 19 de abril, la II conferencia tendrá lugar en el Aaiún y a la que han sido privadas de asistir las diferentes organizaciones de mujeres que han sido expulsadas, sufriendo todo tipo de vejaciones, insultos y en algunos casos agresiones físicas y verbales por parte de las fuerzas de seguridad de marruecos que mantienen el territorio ocupado sitiado y cerrado a los observadores internacionales, como medida de bloqueo informativo y militar.
Las autoridades de ocupación marroquíes  hasta el día de hoy han desencadenado una ola de expulsiones a observadores internacionales y organizaciones de mujeres y activistas por los DDHH, en las que han expulsado aproximadamente a unas 26 personas, en su mayoría mujeres.
Entre las personas expulsadas del Sahara ocupado hay más de  13 personas de nacionalidad Española y Portuguesa que fueron expulsadas  directamente desde el aeropuerto del Aaiún  en diferentes vuelos a Las Palmas y otras a Casablanca.
Citamos los nombres de algunas de las personas que fueron expulsadas  por las autoridades de Marruecos.

Asunción frías Huerta, concejala del ayuntamiento de
Santa Cruz de Tenerife.
Tatiana Delgado Plasencia, Secretaria de organización Comité NBacional del PCPC.
Margarita Pena Machín, abogada y Consejera en Cabildo Tenerife por PSOE-PSC
Gloria Esteban Bueno, Plataforma Bolivariana Canaria, Vocalía de la Mujer ACAPS
Rafael Avero Arteaga, periodista
Yasmina Sánchez Martín, Colectivo de Mujeres
Celia Darías Gutiérrez, profesora, Comité Canario de Solidaridad con los Pueblos
Mercedes Gómez Cutillas, profesora de idioma alemán
Juana Huguet Chamorro, profesora y miembro de ACAPS
Luis Pérez Serichol, Movimientos Sociales
Concepción Reyes Fernández, Presidenta de ACAPS
María Dolores Padrón Martín, Secretaria de ACAPS
Rita Ries, Fundación Sáhara Occidental ( Portuguesa).
Desde la UNMS  condenamos la expulsión de los activistas de los Territorios Ocupados, cuyo único fin es tomar parte en la II Conferencia de Apoyo  a la Resistencia de las Mujeres Saharauis, prevista del 19 al 20 de abril 2014. La UNMS hace un llamamiento  al Consejo de Seguridad y a las  organizaciones de DDHH  para llamar la atención sobre las continuas violaciones de Derechos Humanos que sufren los y las saharauis en los territorios ocupados por Marruecos desde 1975, que sufren un bloqueo informativo y un estado de sitio permanente por dicho gobierno y  hace extensible la responsabilidad al Estado español  que abandonó  la que fue colonia española hasta 1975 , haciendo dejación de la responsabilidad de celebrar un referendum de autodeterminación que la comunidad internacional y la ONU le exigían.
Denunciamos la violencia ejercida por el ocupante marroquí contra nuestro pueblo y a aquellas personas que intentan acceder al territorio con el fin de visibilizar y realizar trabajo de observación internacional, evidenciando la censura y la represión ejercida sobre aquellos y aquellas que intentan dar a conocer la causa saharaui, impidiéndoles su acceso al territorio.
Exigimos a la comunidad internacional que presione a Marruecos y que cesen las violaciones de derechos humanos, el expolio de los recursos naturales y puesta en libertad de los presos políticos saharauis.