miércoles, 1 de mayo de 2013

¿HASTA CUANDO?


En la III Conferencia  Internacional de Apoyo a la Resistencia de las Mujeres Saharauis ,organizada por la Unión Nacional de Mujeres Saharauis (UNMS) y supervisada por la Comisión Consultiva Nacional Argelina para la Promoción y Protección de los Derechos Humanos, el Comité Argelino de Solidaridad con el Pueblo Saharaui y la Embajada de la RASD en Argelia, se ha celebrado en una importante coyuntura internacional caracterizada por la movilización diplomática internacional en favor de la propuesta de incorporación en el nuevo Mandato de la MINURSO de competencias específicas para la vigilancia de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, que ha culminado con un mazazo a las aspiraciones de los que abogaban por la supervisión de los Derechos Humanos en el Sahara ocupado y en la parte liberada ,incluidos los campamentos de refugiados  ( sur de Argelia) por la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU , votada el 25 de abril de 2013.

 Las participantes en la 2ª Conferencia Internacional de Apoyo a la Resistencia de las Mujeres Saharauis  en la clausura de sus trabajos habían enviado una carta al Presidente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en el que manifiestas su desacuerdo por la falta de competencias de la Minurso en la supervisión de la protección de los Derechos Humanos en el Sahara Occidental y especialmente en los Territorios Ocupados, donde la violación y represión es constante, así lo acreditan en sus informes organismos Internacionales como La Comisión de DD.HH de Naciones  Unidas, Human Rights Watch , además de  otras organizaciones.
Las participantes en la Conferencia Internacional de Apoyo a la Resistencia de las Mujeres saharauis, más de 400 delegadas, representaban a  asociaciones  y partidos políticos de 45 países, exigen al Consejo de Seguridad que tenga a bien desplegar todos sus esfuerzos para dotar a la Minurso del monitoreo de los DD,HH, especialmente en este momento en que Ruanda preside el Consejo , siendo un país que ha sufrido la limpieza étnica  y la represión, es el más idóneo para repudiar este tipo de prácticas que se está llevando a cabo en el Sahara ocupado por parte de Marruecos con total impunidad, en un territorio donde debería ondear la bandera de la ONU en tanto que territorio pendiente de descolonización y donde precisamente es donde más se daña la imagen y el prestigio de la Institución más internacional del planeta.
Las manifestaciones que se suceden en las zonas ocupadas del Sahara Occidental desde el 25 de abril es una muestra del rechazo del pueblo saharaui a los constantes abusos de la fuerza y sobre todo a la represión sistemática que ejerce Marruecos y sus fuerzas contra una población indefensa. Las manifestaciones están encabezadas por mujeres que con las manos alzadas con el signo de la victoria y sus zagarit ( gritos de júbilo) se enfrentan a matones y fuerzas de choque diariamente en las maltrechas calles del Aaiún, Dajla, Smara, Bojador…¿es posible que esta situación se prolongue sin que nadie mueva un dedo?¿es posible que la ONU envíe de nuevo al enviado personal de Ban Ki-Moon a tomar la temperatura al conflicto? ¿ acaso no sabe la ONU que estamos  ya a 41 grados?
Las participantes en la 2ª Conferencia Internacional de Apoyo a la Resistencia de las Mujeres Saharauis  se han comprometido a :
1- A exigir a sus gobiernos que apoyen en todas las instancias el derecho del pueblo saharaui a su  autodeterminación. Presionando a Marruecos para que se retire del Sahara Occidental y cese la violación masiva de los derechos humanos de las y los saharauis, de modo que no sean cómplices necesarios en este crimen contra la humanidad.
2- Se comprometen a denunciar ante la opinión pública de sus países la situación del conflicto con el fin de conseguir una mayor implicación social y apoyo a la justa causa del pueblo saharaui.
3- Manifiestan su  solidaridad con los presos políticos saharauis y exigen su excarcelación.
4- Finalmente, se comprometen a impulsar  una Plataforma Internacional para Eliminar el Muro de la Vergüenza que divide el Sahara Occidental.
Pues bien; tras la resolución del Consejo de Seguridad hay más violación de los Derechos Humanos y la represión se han recrudecido. El Muro de la Vergüenza es más visible que nunca. Los medios de comunicación no saben o no se enteran de lo que está pasando en los territorios ocupados ( quizás no han visto las imágenes y noticias que circulan especialmente en las redes sociales),  y los gobiernos en lugar de presionar a Marruecos lo están apoyando en su escalada.
Lo que queda claro es que los y las saharauis seguiremos luchando por imponer nuestros legítimos derechos y que el Estado saharaui independiente es la solución.