jueves, 25 de abril de 2013

El alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha recibido este miércoles al ministro de Cooperación de la República Árabe Saharaui Democrática, Brahim Mojtar, y a la delegada del Sáhara en Cantabria, Mueina Chejatu,


Con motivo de su primera visita institucional a Cantabria, el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, ha recibido este miércoles al ministro de Cooperación de la República Árabe Saharaui Democrática, Brahim Mojtar, y a la delegada del Sáhara en Cantabria, Mueina Chejatu,
Durante el encuentro, celebrado en la sede del Consistorio santanderino, el ministro saharaui ha trasladado al regidor municipal la situación de los saharauis, tanto en los territorios ocupados como en los campamentos de refugiados, según ha informado en un comunicado el Ayuntamiento.
Asimismo, le ha informado del estado actual del proceso de paz, iniciado en el seno de Naciones Unidas.
El ministro de Cooperación de la República Árabe Saharaui Democrática y el alcalde de Santander también han analizado "la posibilidad de reforzar la colaboración existente" con el objetivo de tratar de dar respuesta a las nuevas necesidades del pueblo saharaui.
Además, según el Consistorio, Mojtar ha agradecido a De la Serna las "numerosas muestras de apoyo y colaboración constante" que, según ha dicho, desde hace años, desarrolla el Ayuntamiento con el pueblo saharaui, entre ellas, la reciente moción aprobada en el Pleno de la Corporación en defensa de los derechos humanos para los saharauis.
En la misma línea, ha destacado la campaña organizada el pasado verano con el objetivo de recaudar fondos para la renovación de los tanques de agua de los campamentos refugiados, las ayudas concedidas para distintas situaciones de emergencia, así como el envío de autobuses y distintos vehículos, con material, comida y repuestos.
El ministro de Cooperación de la República Árabe Saharaui Democrática y el alcalde de Santander también han analizado la posibilidad de reforzar la colaboración existente con el objetivo de tratar de dar respuesta a las nuevas necesidades del pueblo saharau