viernes, 26 de abril de 2013

CRÓNICA sobre la III CONFERENCIA INTERNACIONAL DE APOYO A LA RESISTENCIA DE LA MUJER SAHARAUI


Del 18 al 21 de abril de 2013, se ha celebrado en los Campamentos de Refugiados y Refugiadas Saharauis cerca de Tindouf (Argelia) y en el propio Argel, la III Conferencia Internacional de  apoyo a la resistencia de las mujeres saharauis, organizada por la  Unión Nacional de las Mujeres Argelinas y por la Unión Nacional de Mujeres Saharauis/ UNMS.
A esta Conferencia hemos asistido alrededor de 150 delegaciones de mujeres de diferentes países, representando tanto a instituciones- como es el caso de parlamentarias de países africanos – así como a partidos políticos, sindicatos y ONGS de diversos ámbitos, con presencia mayoritaria del feminista.
 Han estado presentes, de una u otra forma, todos los continentes y muchos países: Argelia, Mauritania, Sudáfrica, Angola, Namibia, Nigeria, Níger, Benín, Cabo Verde, Camerún, la República Democrática del Congo, Túnez, Egipto, Líbano, los Emiratos Árabes Unidos, Sudán, Argentina, Perú, Chile, Colombia, Brasil, Cuba, México, Venezuela, EE.UU., el Estado español y el francés, Italia, Portugal, Gran Bretaña, Suiza, Países Bajos... así como representantes de la Unión Africana, de la Federación Democrática Internacional para las Mujeres, Mujeres de la Internacional Socialista, la Organización para el Empoderamiento Político y Económico para la Mujer en África, la Red de Apoyo de las Mujeres en África, el Movimiento de las Madres de Plaza de Mayo - línea fundacional -, la Organización de las Madres de Latinoamérica, así como la delegación que representaba a las mujeres Saharauis de los Territorios del Sahara Occidental, ocupados por Marruecos.



Esta importante presencia, no es sino el resultado del ímprobo trabajo que viene realizando la UNMS en foros internacionales y de los innumerables viajes que realiza Fatma el Mehdi, su Secretaria General, a lo largo y ancho del mundo. El Estado español contó con una fuerte representación de ONGs de distintas CC.AA. allí estuvimos las y los cántabros, las madrileñas, las y los andaluces, las y el navarro… La representación de Euskal Herria fue a través de la Red Vasca de Apoyo a la UNMS y de Emakumeak Garapenerako Elkarlanean/ EGE.
La Conferencia puede calificarse como un éxito – tanto por sus contenidos y metodología como, sobre todo, por los resultados. Ha servido para que, entre otras metas que nos habíamos fijado, tejer con hilos duraderos esa red que las mujeres somos capaces de forjar cuando nos unimos en un mismo objetivo. También para comprometernos a realizar un trabajo conjunto que sirva, tanto para apoyar y empujar la justa causa del pueblo saharaui en el logro del ejercicio del derecho de autodeterminación que se le viene negando, como para mostrar nuestro apoyo incondicional a la UNMS, indudable motor de cambio dentro de la sociedad saharaui.


 Han sido unos días intensos, ya que la Conferencia se ha realizado en dos etapas. La primera nos llevó a los Campamentos de Refugiadas y Refugiados Saharauis en Tindouf. Allí tuvimos ocasión de compartir dos días con las personas que resisten en un día a día cada vez más duro, por la falta de recursos y por el tiempo inclemente que caracteriza a la hamada argelina, ese desierto pedregoso donde se pasa del frío más extremo al calor más asfixiante en un mismo día. El calor, en cualquier caso, es lo que mejor hemos soportado, sobre todo el calor humano que es capaz de transmitir el pueblo saharaui en estado puro. El recibimiento que se nos dispensó en Smara – donde toda la población se echó literalmente a la arena para darnos la bienvenida – es de los que difícilmente podremos olvidar las personas que lo vivimos. Smara también sirvió para celebrar el hermanamiento entre dos Organizaciones de Mujeres que tienen en común el padecimiento mayor que puede sufrirse, la desaparición de sus hijos e hijas en las fauces del fascismo. Madres de Plaza de Mayo, línea fundacional, con la presencia de la inconmensurable Nora Irma Cortiñas, se unió en un abrazo con las hermanas saharauis, a través de otra madre, Mailemnin Sueyah, en representación de las madres de las y los desaparecidos y presos saharauis.


Esta parte de la Conferencia también nos llevó a compartir un largo rato con el Presidente del Gobierno de la RASD, al que pudimos escuchar sus reflexiones en este momento tan especial que se está viviendo en el que allí, pensábamos todavía que hasta era posible que el Consejo de Seguridad de la ONU, de una vez por todas, se ocupara, cuando menos, de velar por los DD.HH. de la población saharaui en los Territorios del Sahara Occidental ocupado por el Estado marroquí (TT.OO.) y presérvalo de las sistemáticas violaciones que las fuerzas de ocupación realizan todos los días… pero, no ha sido así, y habrá que seguir peleando por este objetivo.
La segunda etapa de la Conferencia prosiguió en Argel, a donde nos devolvieron las fauces de un avión militar, y en ésta hubo espacio para que las representaciones de los gobiernos, instituciones y ONGs allí presentes pudiéramos proponer, debatir y acordar distintas iniciativas a llevar a cabo de modo conjunto. Entre otras muchas, que van a ser los hilos con que tejer esa red de solidaridad, se establecieron los diferentes retos a lograr como fruto de esta Conferencia. Éstos son romper, al menos, tres de los muros que imposibilitan que el pueblo saharaui viva como le corresponde. Los compromisos más relevantes, porque se trata de ponerlos en marcha de inmediato, son:
Romper el Muro de la Vergüenza. Para ello se ha creado la Plataforma Internacional contra este Muro, adoptándose la Declaración que se adjunta y con la que se pretende recoger la adhesión de todo tipo de Instituciones y ONGs que trabajamos en distintos ámbitos y que terminamos en “istas”… siempre partiendo de progresistas: feministas, antimilitaristas, ecologistas, pacifistas, de derechos humanos... Muy en breve, daremos a conocer el modo en que pueden realizarse estas adhesiones, para lo que, desde ya, pedimos el apoyo y colaboración de todas las personas, instituciones y organizaciones comprometidas con esta causa.
Romper el Muro del silencio. Llevar la voz y la reivindicación del derecho de autodeterminación y el respeto a los Derechos Humanos del pueblo saharaui a todas las instancias políticas, además de a la calle, para romper la invisibilidad que rodea a este pueblo. Por de pronto, la PAWO – Unión de Mujeres Africanas - lo va a hacer el 15 y 16 de mayo en la conmemoración del 50 aniversario de la UNION AFRICANA, en la que se reunirán con el resto de movimientos africanos. A su vez, organizaciones de mujeres del Magreb – sobre todo las argelinas y tunecinas – van a llevar este tema a la próxima sesión de la LIGA ARABE, que se reúne en fecha próxima, en los meses de mayo o junio. También vamos a acercarnos al Sahara Occidental en breve, para escuchar y conocer de cerca como vive allí el pueblo saharaui; el modo de trabajo de las diferentes Organizaciones de Derechos Humanos saharauis que se dejan la piel en la defensa de sus derechos y llevar un fuerte abrazo a nuestras hermanas de los TT.OO. Con este objetivo, Claude Mangin Afari - esposa del carismático líder y activista de derechos humanos saharaui Enamaa Safari, encarcelado en Salé - está organizando, junto con Asociaciones de Amigos y amigas de la RASD francesas, un viaje solidario en julio – del 8 al 29 – para el que todavía quedan plazas.

Romper el Muro de las cárceles en las que están presos políticos saharauis, también tuvo su espacio en esta Conferencia. Este objetivo, en el que estamos empeñadas todas las organizaciones que peleamos contra la injusticia. Se firmó la adhesión a un comunicado que, junto con todos los que se están recogiendo en otras instancias y por múltiples organizaciones, se hará entrega a los Gobiernos de los países de las personas presentes en Argel. La exigencia es que estos presos queden en libertad y sin ningún tipo de cargo YA.
El resto... las anécdotas, la alegría solidaria y los momentos más que emotivos que hemos vivido, van a tener que quedar para otra crónica.
No nos queda sino dar las gracias a las compañeras argelinas que, con su solidaridad inquebrantable a la UNMS, han posibilitado esta Conferencia en Argel; a Fatma El Mehdi y a las compañeras de la UNMS, por permitirnos compartir con ellas su trabajo, y a todas las mujeres y hombres que hemos estado hombro con hombro en esta Conferencia que, como hemos empezado diciendo, ha sido un éxito, sobre todo por los compromisos adquiridos… que ahora sólo nos falta ponerlos en activo, lo que, sin duda, entre todas y todos ¡Lo haremos!
Itziar Fernandez Mendizábal, representante de EGE
Ege.bizkaia@yahoo.es